top of page
  • Foto del escritorMiguel Ochoa Ramírez

El Provencio y Las Labores se estrenan en la 53.ª edición del Certamen Reina de La Mancha

Las localidades de El Provencio (Cuenca) y Las Labores (Ciudad Real) se incorporan a una edición en la que se prevé un incremento en la participación, y que supone el regreso de la localidad ciudadrrealeña de Puerto Lápice, la conquense Sisante y la toledana Villaminaya.


Cada edición es posible gracias a la participación de varias localidades. Muchas de ellas se han convertido en absolutas incondicionales que, año tras año, esperan la llegada de septiembre para unirse otra vez a esta gran reunión en Miguel Esteban. Sonado es el caso de Ontur, localidad albaceteña que no falta a la cita, pese a las más de 2 h (y alrededor de 200 km) que la separan de la sede del certamen.


Por otro lado, el aumento del interés suscitado por el certamen en la última década ha motivado la incorporación de algunos municipios a su lista de concursantes. Algunos de los casos más recientes son los de 2016, precisamente la edición de récord de concursantes: el ingreso de Tarancón ―el cual no ha faltado nunca desde su llegada en 2016―y Villalgordo del Marquesado (Cuenca); sin obviar el de Ciruelos y Gálvez (Toledo).


Otras localidades han sido asiduas, aun con puntuales intermedios. Es el caso de Villaminaya, la cual estará nuevamente representada en un evento de sobra conocido por este municipio toledano, dada su acostumbrada presencia en el pasado. En esta edición también destaca el regreso de Puerto Lápice (Ciudad Real), mientras Sisante (Cuenca) reafirma su interés por el evento con su segunda participación consecutiva.


No obstante, si algo destaca en esta 53.ª edición es la incorporación de dos localidades: El Provencio (Cuenca) y Las Labores (Ciudad Real). Seguidamente, una descripción de lo más representativo de estas localidades recién llegadas.


 
 

El Provencio


Este municipio de la provincia de Cuenca, que contaba en 2022 con 2387 habitantes [Instituto Nacional de Estadística (INE)], dataría de la primera mitad del siglo XIV. Está próximo a otros habituales del certamen: El Pedernoso y Las Pedroñeras. La representación en su debut correrá a cargo de la joven Aridhia Rosillo Martín.


Este pueblo debe su nombre, según una de las leyendas sobre su toponimia, a que los pobladores en la antigüedad de la «Venta del Pro» ―como se lo conocía originariamente, al situarse en un cruce entre los caminos que conducían a Cartagena y Granada― vencieron en una disputa («Pro-venció»), lo que le valió la designación que ha prevalecido hasta la actualidad. Otras leyendas, que se antojan más realistas, apuntan a los vocablos proventum («acontecimiento», en clara alusión a un desbordamiento del río Záncara hace varios siglos) y provincius (por una hipotética finca junto a la «provincia»).


Entre sus variados atractivos turísticos, cabe mencionar el recientemente reubicado Museo del Cómic ―dada la tradición artística por el manga― y una ruta de Arte Urbano muy célebre en la región, como una forma de expansión de dicho museo en la calle. Completan su original oferta turística el Aula Didáctica del Paleolítico y otros espacios a continuación representados:


Semanas después de su conocida Feria Internacional del Cómic, a mediados de julio, llegan sus fiestas patronales, desarrolladas entre el 14 y el 19 de agosto en honor, nada menos, a tres patrones: N.ª S.ª la Virgen del Rosario, San Roque y el Santo Niño del Remedio.


Las Labores


Esta localidad ciudadrrealeña de 557 habitantes (INE), cercana al Parque Nacional de Las Tablas de Daimiel, nació como pedanía de Arenas de San Juan, pero lograría su autonomía como municipio en 1842. Su vecina Lucía Ronco Cano tratará de regresar a su pueblo con la banda de Reina de La Mancha.


En este tranquilo pueblo despunta la Iglesia de San Carlos Borromeo, patrón en cuyo honor celebran una misa cada 4 de noviembre. Como tantas localidades en España, sus fiestas patronales son el 15 de agosto, dedicadas a N.ª S.ª la Virgen del Sagrario. Otras costumbres son la degustación del hornazo de san Marcos (25 de abril) y la romería de San Isidro (15 de mayo) en el paraje La Tejera, donde se encuentra una ermita dedicada al patrón de los agricultores.



Puerto Lápice

La plaza de la Constitución (o plaza Mayor) de esta localidad de la provincia de Ciudad Real de 896 habitantes (INE), en las estribaciones de los Montes de Toledo, es una de esas plazas de corte manchego difíciles de olvidar. No en vano, este es uno de los enclaves figurantes en El Quijote, cuya estatua resiste el paso del tiempo en sus calles.



De obligada cita son su Semana Cultural, a finales de agosto, así como sus fiestas patronales en honor a N.ª S.ª del Buen Consejo, las cuales se celebran paralelamente a las de Miguel Esteban, sede del certamen: del 7 al 10 de septiembre.


Puerto Lápice logró la banda de Segunda Dama de la Reina de La Mancha 2016 de manos de su representante en aquel momento, Lydia Pavón Mayorga, quien ha participado como actriz en algunos proyectos de índole nacional como El Internado: Las Cumbres y Acacias, 38. En esta ocasión, volverá a intentarlo con la joven Laura López Pavón.


Sisante


Aunque su estreno propiamente dicho fue en 2022, dada su aún corta andadura en el evento, conviene rescatar algunas anécdotas de este municipio conquense de 1618 vecinas/os (INE). Será Thalía Villena Collado quien represente a esta localidad en su segunda participación consecutiva.


Etimológicamente, su nombre podría explicarse en base a tres leyendas, destacando dos de ellas: las raíces griegas ex (seis) y ante (flores), o el participio del verbo «sisar», en referencia al antiguo impuesto de la sisa. La primera de sus dos fundaciones se remonta al asentamiento romano de Mediolum. En 1653, al lograr el título de «villa», quedó eximido de la jurisdicción de la localidad conquense de Vara de Rey.


Popularmente designada como la «joya barroca de La Mancha», sorprende en ella la abundancia de casas de los siglos XVII y XVIII, pertenecientes a acaudaladas familias, muchas de las cuales se recogen entre los enclaves aquí destacados:



La advocación de Nuestro Padre Jesús Nazareno goza de notable devoción y admiración artística entre los vecinos, siendo la piedra angular sobre la que se erigen sus fiestas patronales, habitualmente entre el 13 y 18 de septiembre.


Villaminaya


508 «pichilines/as» (como se conoce popularmente a sus vecinos) residen en esta localidad toledana en la que destaca la Iglesia de Santo Domingo, ilustrada abajo. La más famosa, en esta ocasión, es la joven Nerea Martín Gonjar.


Sus fiestas patronales se celebran en torno a la tercera semana de septiembre.



 

Concursantes de la 53.ª edición


Listado completo de localidades y reinas/damas participantes

(Esta nota y la lista enlazada podrían sufrir actualizaciones en los próximos días).


 

Comments


bottom of page