• Miguel Ochoa Ramírez

Tiempo de récords

Ardua es la preparación de un evento como el Certamen Reina de La Mancha, que el pasado sábado, 3 de septiembre de 2016, marcó su cuadragésimo octava edición, acercándose a su primer medio siglo de existencia. Sin duda, cada detalle es primordial para lograr un conjunto armónico, elegante y de alta calidad, acorde a lo que se espera de un evento de grandes dimensiones como este. El trabajo desempeñado por parte del equipo organizativo —la "Organización"— es, pues, imprescindible. En 2016, ha superado la cifra de 16 componentes, en su mayoría jóvenes por debajo de los 23 años. Para todos los que han seguido apostando por este proyecto, tanto los que permanezcan como los que finalicen su ciclo, mi especial agradecimiento por su compromiso y buen hacer durante este tiempo.


Con lo que respecta a la escenografía, se continuó la estela iniciada en años precedentes fundamentada en el simbolismo manchego. En esta ocasión, se recurrió a voluminosas aspas de molino revestidas de flores. Alusión y homenaje al IV Centenario de la Muerte de Miguel de Cervantes, quien no faltó en las palabras dedicadas por el alcalde de Miguel Esteban, Pedro Casas Jiménez, como defensa de la relevancia alcanzada por la región de Don Quijote gracias al escritor alcalaíno y su obra. 



Una edición de récord


2 récords históricos de participación:

Hitos inéditos en el certamen:

  • Suplencia de la Reina de La Mancha 2015, Saray Martínez Sevilla, por parte de su Primera Dama, Patricia Matallanos García-Ubero, al no poder asistir la primera.

  • Número musical de jazz, durante la votación, del quintanareño Paco Cañizares y el artista local Juan Carranza.

  • Interpretación del himno de la Virgen del Socorro, patrona de Miguel Esteban, de manos del pregonero, Luis Miguel Sevilla.


La promoción en Internet, "un contundente éxito"


No conviene pasar por alto la faceta de la promoción y difusión del certamen en Internet y en las redes social